Por Jorge García Pascual, de Estudio Jurídico Carlos Pascual

crowdfunding-o-viet-nam-lieu-cua-da-mo-57051
La recién estrenada ley sobre financiación empresarial contiene novedades que te interesa conocer si eres emprendedor o diriges una empresa. Necesitas estar informado de dos cuestiones: Las entidades financieras tienen que preavisar a las pymes si van a retirarles su financiación y por fin queda regulado en nuestro país el crowdfunding.

El pasado 28 de abril de 2015 se publicó en el BOE la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial. Tal y como se establece en su exposición de motivos, esta norma persigue una doble finalidad: por un lado, hacer más accesible y flexible la financiación bancaria a las pymes, dada la necesidad de potenciar la recuperación del crédito bancario y, por otro, regular nuevas fuentes de financiación no bancaria basadas en plataformas de financiación participativas.

El preaviso de la retirada de financiación a las pymes

Se establece un preaviso para que las pymes no se queden, de la noche a la mañana, sin financiación bancaria. Con esta medida la empresa puede tratar de buscar financiación en otro lugar. Sin embargo, considero que las excepciones a esta norma son demasiadas y se dan con mucha frecuencia en la realidad diaria de las empresas, por lo que este derecho al preaviso es bastante fácil que no se aplique.

La nueva norma prevé una obligación para las entidades de crédito consistente en preavisar a las pymes, con al menos 3 meses de antelación, de su intención de no prorrogar o de extinguir o de reducir significativamente (un 35% o más) el flujo de financiación. Por flujo de financiación se entiende el conjunto de contratos de financiación que una empresa tenga con la entidad de crédito, tales como créditos, descuento comercial, anticipos, etc.

Se trata de un derecho irrenunciable que tienen las pymes, aunque presenta una serie de excepciones: empresas en concurso o en negociaciones para una refinanciación; incumplimiento de los contratos por parte de la pyme; por razones objetivas que argumente la entidad financiera; etc.

Esta norma también crea un nuevo documento de información denominadoInformación Financiera-pyme que no es más que una radiografía financiera de la propia pyme, elaborada a partir de toda la información recabada por la entidad de crédito sobre el flujo de financiación histórico de la pyme. Este documento, debe ser entregado a la pyme, de forma gratuita y en un plazo de diez días, en los supuestos en que la entidad de crédito haya hecho uso del preaviso antes comentado. Si no es éste el caso, la propia pyme también puede solicitarlo aunque en este caso la entidad de crédito podrá cobrar por dar este servicio.

El crowdfunding

Es una normativa novedosa en nuestro país que viene a regular una realidad que, hasta el día de hoy, carecía de regulación propia. Hasta ahora los emprendedores estaban bastante perdidos en lo que se refiere a la normativa aplicable, así como a los organismos públicos a los que debían acudir.

Con vistas a cubrir este vacío normativo existente en esta materia en auge, la Ley 5/2015 introduce por primera vez el régimen jurídico de lo que denomina las “plataformas de financiación participativa”.

Estas plataformas, dice la Ley, ponen en contacto a promotores de proyectos que buscan financiación con inversores en busca de un rendimiento. Se caracterizan porque atraen de forma masiva a inversores que aportan, cada uno de ellos, una cantidad reducida, siendo esta inversión de carácter arriesgado por la propia incertidumbre de los proyectos financiados.

La normativa tiene tres partes claramente distintas:

a) Régimen jurídico

  • Solamente aplica a aquellas plataformas de carácter eminentemente financiero en las que el inversor espera obtener una remuneración por su inversión;
  • No aplica a aquellas plataformas en las que la financiación captada sea destinada a realizar donaciones, compraventas de bienes y servicios ni a préstamos sin intereses; y
  • Las plataformas han de realizar su actividad en territorio nacional.

b) Autorización y registro

  • Necesitan autorización de la CNMV  y estar inscritas en un Registro especial de la propia CNMV;
  • La actividad propia de estas plataformas queda reservada exclusivamente a las plataformas autorizadas y registradas; y
  • Como mínimo, deben contar con un capital desembolsado en efectivo de 60.000 euros y con un seguro de responsabilidad civil o aval u otra garantía que cubra, al menos, 300.000 euros por reclamación de daño.

c) Agentes intervinientes

Regula el funcionamiento básico de estas plataformas, incluyendo a los propios proyectos así como a los promotores y a los inversores; Normativa dirigida a informar y proteger a los inversores; y Sujeción de estas plataformas a la supervisión, inspección y sanción por parte de la CNMV.

Adjunto algunos links que os pueden ser interesantes.

http://www.boe.es/boe/dias/2015/04/28/pdfs/BOE-A-2015-4607.pdf

http://www.boe.es/boe/dias/2015/04/28/pdfs/BOE-A-2015-4605.pdf

http://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2015-4607

http://www.boe.es/buscar/pdf/2015/BOE-A-2015-4607-consolidado.pdf

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button